Reservas de la Biosfera en el País Leonés

Las reservas de biosfera constituyen sitios de excelencia donde se ponen a prueba los enfoques innovadores de desarrollo sostenible que conjugan el conocimiento científico y modalidades de gobernabilidad con miras a:

■ Reducir la pérdida de la biodiversidad; 

■ Mejorar los medios de vida; 

■ Favorecer las condiciones sociales, económicas y culturales para la sostenibilidad del medio ambiente. 

 

De especial importancia es la participación de las comunidades locales y de las contrapartes interesadas en la planificación y la gestión de la zona en su totalidad. Las reservas de biosfera procuran integrar tres funciones principales: 

■ Conservación de la biodiversidad y la diversidad cultural; 

■  Desarrollo económico socio-cultural y ambientalmente sostenible; 

■  Apoyo logístico a la investigación, el monitoreo, la educación ambiental y la formación. 

 

Cada reserva de biosfera se divide en tres zonas principales: 

■  Area núcleo para la conservación, monitoreo e investigación no destructiva; 

■  Zona tampón o de amortiguación circundante o contigua a la zona núcleo para actividades compatibles con prácticas ecológicas adecuadas; 

■  Area de transición para actividades conjuntas de los actores con miras al manejo sostenible de los recursos de la zona. 

En 2010 había 564 Reservas de la Biosfera en todo el mundo de las cuales el País Leonés atesoraba 8, es decir, poseíamos las mismas declaraciones que países como Italia o Reino Unido y superábamos a la mayoría de países del mundo como por ejemplo a Brasil, Austria, Portugal, Egipto o Japón, y es que el Reino de León poseía el 1'4% de las Reservas de la Biosfera de mundo, las cuales son las siguientes:

 

-Alto Bernesga

-Ancares Leoneses

-Babia

-Los Argüellos

-Picos de Europa

-Sierras de Béjar y Francia

-Valle de Laciana

-Valles de Omaña y Luna