MUNICIPIO LEONÉS DEL MES - ENERO 2020

CACABELOS (El Bierzo, León)

Cacabelos se sitúa en el noroeste de la Región Leonesa, dentro de la comarca de El Bierzo. El municipio está formado por las localidades de Arborbuena, Cacabelos, Pieros, Quilós, San Clemente y Villabuena, siendo uno de los municipios leoneses bilingües, ya que en él se conserva la lengua gallega, hablándose en el municipio un dialecto del gallego con cierta influencia del asturleonés.

 

HISTORIA

Los primeros restos que atestiguan el poblamiento humano en el término de Cacabelos datan del Paleolítico, época en la que se fechan diversos artefactos líticos hallados en las terrazas del río Cúa. No obstante, la cultura castreña astur no se atestiguará hasta la Edad del Bronce y la Segunda Edad del Hierro, épocas de las que se han hallado objetos en Castro Ventosa.

Posteriormente, en las guerras romanas contra los ástures, Floro y Osorio relatan los acontecimientos para la toma de Bergida, que se ha identificado tradicionalmente con Castro Ventosa. Este poblamiento será posteriormente romanizado, renombrándose como Bergidum Flavium, ciudad que mencionan Ptolomeo y el itinerario de Antonino, dada su importancia, al llegar a ser Bergidum el centro administrativo de los yacimientos auríferos que los romanos explotaron en El Bierzo.

Ya en el siglo V, los suevos se asentaron en el noroeste hispano, territorio que en el siglo siguiente fue anexionado por los visigodos. El parroquial suevo incluyó en esta época a Bergido en la diócesis de Astorga, habiéndose hallado una moneda del rey visigodo Sisebuto acuñada en Bergido en el siglo VII, lo que atestiguaría el poblamiento visigodo en Bergido en época visigoda.

Sin embargo, la documentación de Cacabelos como localidad será posterior. Así, se menciona por primera vez en el siglo X, en la donación que Bermudo II de León hace al monasterio de Carracedo. Asimismo, en el año 1108 el arzobispo de Santiago, Diego Gelmírez erige la iglesia de Santa María, siendo donado Cacabelos como señorío al arzobispo compostelano por Alfonso VII de León en el año 1138,​ hecho que singularizará a Cacabelos dentro de la comarca. En cuanto al resto de localidades del municipio, en el siglo XI también se menciona Villabuena, donde existió un palacio de los reyes leoneses, y Pieros, cuya iglesia consagraría en 1086 el obispo asturicense Osmundo.

Un aliciente en el crecimiento de Cacabelos fue la concesión por Sancho IV, en 1291, de una feria anual de quince días de duración, celebrada en las fiestas de la Cruz de Mayo, a la que posteriormente se añadirían otras ferias en San Miguel y San Bartolomé. En Villabuena, por su parte, se construirá en el siglo XIII el monasterio de San Guillermo, de monjas cistercienses, en cuyos dominios jurisdiccionales se ubicaban los pueblos de Quilós y Arborbuena, mencionados por primera vez en ese siglo.

Posteriormente, al comienzo de la Edad Moderna, Cacabelos se integró en el marquesado de Villafranca del Bierzo, heredero del conde de Lemos, a quien el arzobispo Don Rodrigo de Luna había donado la villa en 1458. También pasarían a esas manos los lugares de Quilós, Arborbuena y Villabuena, por compra a la abadesa de San Guillermo, poco antes de la integración de ese monasterio al de San Miguel de las Dueñas. Por otro lado, debido a la adscripción territorial desde la Alta Edad Media del territorio cacabelense al reino leonés, durante toda la Edad Moderna las localidades del municipio formaron parte de la jurisdicción del «Adelantamiento del reino de León».

Más tarde, ya en la Edad Contemporánea, el siglo XIX se inició con la Guerra de la Independencia, conflicto que cobró un protagonismo especial en Cacabelos, ya que en la villa se enfrentaron, en los primeros días de enero de 1809, tropas británicas y francesas en una batalla en la que moriría el general francés Colbert, siendo la conocida como Batalla de Cacabelos.

Posteriormente, con la llegada del liberalismo y la desaparición de los señoríos jurisdiccionales, Cacabelos se convirtió en municipio, en el que se integraron la villa de Cacabelos y los pueblos de Arborbuena, Pieros y Quilós, a los que se sumaron ya en el siglo XX San Clemente y Villabuena. Asimismo, en la división provincial de 1821, Cacabelos y el resto de localidades del municipio pasaron a formar parte de la provincia de Villafranca o del "Vierzo", si bien al perder ésta su estatus provincial al finalizar el Trienio Liberal, con la creación de las actuales provincias en la división de 1833, Cacabelos y el resto de localidades del municipio pasaron a estar adscritas a la provincia de León, conservando no obstante su pertenencia a la Región Leonesa.

Más tarde, a finales del siglo XIX e inicios del XX, la crisis de la filoxera conllevó la desaparición de la mayor parte del extenso viñedo que poseía el municipio, provocando una fuerte recesión económica y un leve descenso demográfico, del que el viñedo no se recuperó hasta bien entrado el siglo XX, habiendo recuperado actualmente la pujanza que tradicionalmente había tenido en la economía local.

 

MONUMENTOS

Cabe destacar en el municipio de Cacabelos los siguientes puntos de interés monumental:

-Iglesia de Santa María (Cacabelos). De su fábrica románica original conserva un ábside, siendo el resto del templo fruto de las reformar acometidas en siglos posteriores, datando la torre neorrománica que posee de la reforma de 1904. En su exterior destaca también, en el óculo del tímpano de la portada, una imagen en piedra de la Virgen, que data del siglo XIII. Asimismo, en el interior cabe señalar una inscripción romana, la capilla románica, un Cristo del siglo XIII y varias tallas del XVII, entre las que destaca la Virgen de la Asunción, factura de la escuela de Gregorio Fernández.

-Santuario de las Angustias (Cacabelos). Su edificio actual data del siglo XVIII, destacando la imagen de la Virgen de la Quinta Angustia, del año 1764, así como sus siete retablos, entre los que destaca el mayor, de 1758, obra de Miguel de Núñez y Juan de Solórzano.

-Puente Mayor (Cacabelos). Data de la Edad Moderna, si bien se erige sobre antiguos puentes, que desde época romana salvaban el paso del río Cúa. El puente posee seis bóvedas de sillería, y en sus inmediaciones tuvo lugar la batalla de Cacabelos el 3 de enero de 1809 entre tropas británicas y francesas.

-Calle Santa María (Cacabelos). En ella se conservan los ejemplos más representativos de la arquitectura culta, religiosa y civil de Cacabelos. Esta calle alberga numerosas casas y casonas, muchas de ellas barrocas, que blasonan sus fachadas con excelentes labras heráldicas.

-Ermita de San Roque (Cacabelos). Inicialmente erigida en el siglo XVI, posteriormente sufrió varias reconstrucciones, datando la última de 1789, habiendo alterado asimismo su advocación inicial a la Vera Cruz por la de San Roque. En su interior destacan la imagen de San Roque y dos altorrelieves de madera policromada procedentes del monasterio de Carracedelo.

-Iglesia de San Martín (Pieros). De fundación medieval, fue consagrada por el obispo Osmundo de Astorga en el año 1086. Conserva de esta época parte de sus muros perimetrales, la portada septentrional y la lápida fundacional, siendo el resto de los siglos XVI y XVII. En su interior cabe destacar la talla de San Martín a caballo y una talla románica de canon corto.

-Castro Ventosa. se encuentra situado en el pueblo de Pieros, sobre un cerro formado por el río Cúa a 638 metros de altitud, y desde el cual se puede contemplar la práctica totalidad de la comarca. De origen prerromano, se ha localizado tradicionalmente en este lugar el poblado de Bergidae de las fuentes clásicas. El vestigio más monumental del yacimiento de Castro Ventosa es la magnífica muralla de Época Bajo Imperial Romana, de más de un kilómetro, con quince torres parcialmente conservadas, estando declarado Monumento Histórico desde 1931, y actualmente protegido como Zona Arqueológica.

-Castro de La Edrada. Situado al norte de Cacabelos, responde a un asentamiento romano, habiendo sido declarado Bien de Interés Cultural en 1994. La importancia del yacimiento arqueológico de la Edrada reside no sólo en su extensión, si no precisamente en que es el complemento histórico-arqueológico perfecto de Castro Ventosa. Destaca en el yacimiento una importante red de colectores altoimperiales romanos destinados a la evacuación de aguas residuales tanto domésticas como del edificio termal próximo. Su construcción es de gran solidez, y refleja la importancia urbanística otorgada a dicho lugar, que por otro lado ofrece restos de Época Bajo Imperial, Visigoda , Pleno y Bajo Medieval cristiana. El estudio numismático recoge áureos de Augusto, grandes bronces de Tiberio, denarios de Trajano, Septimio Severo y folis tardoromanos, que junto al registro de material cerámico y lapidario sitúan la ocupación romana del yacimiento desde mediados del siglo I al V.

-Lagos y camaretos de Villabuena. Son el ejemplo más llamativo de explotación aurífera romana en el entorno.

-Arquitectura tradicional. Destacan en este aspecto las localidades de Arborbuena y San Clemente, que han conservado gran parte de su arquitectura tradicional, pudiendo observarse algunos ejemplos en el resto de localidades, como en la plaza de San Lázaro de Cacabelos.

 

MUSEOS

-Museo Arqueológico de Cacabelos (M.AR.CA). El museo actúa como depositario y responsable de la colección formada en 1964 por iniciativa de D. Eumenio García Neira, pionero del coleccionismo y la arqueología en El Bierzo.

-Museo del Vino. El museo está formado por un conjunto de piezas sobre artilugios destinados a la elaboración del vino, como tijeras de podar y máquinas sulfatadoras del siglo XIX, máquinas de filtrado, bombas de trasegado, alambiques y otros artilugios del siglo XIX y XX, o una interesante muestra de garrafas, etiquetas y vinos bercianos y de otras zonas vinícolas.

-Museo Parroquial. Alberga diversas obras de arte, como el Retablo de San Roque, del siglo XVIII, con elementos neoclásicos y alusiones al estilo rococó. Asimismo, acoge las Tablas Abaciales de San Herberto y San Gil en relieve, del mismo siglo XVIII y procedentes del Monasterio de Carracedo o, del XVII, dos tallas de las mártires Santa Bárbara y Santa Marina. Finalmente, cabe señalar un conjunto de pinturas entre las que destacan San Miguel Arcángel, la Virgen de los Dolores y Cristo con la Cruz a cuestas.

 

FIESTAS

-Cacabelos: Fiestas de Ntra. Sra. de la Quinta Angustia (Pascua), San Isidro (15 de mayo), San Roque (16 de agosto), y la Vendimia (finales de agosto). Ferias de la Cruz de Mayo y de San Miguel, Feria del Vino DO Bierzo (último fin de semana de abril), y recreaciones históricas de la batalla de Cacabelos y Ludus Bergidum Flavium.
-Arborbuena: San Juan (24 de junio)
-Pieros: San Martín (11 de noviembre)
-Quilós: San Tirso (28 de enero), San Antonio (13 de junio) y San Lorenzo (10 de agosto)
-San Clemente: San Pedro (29 de junio)
-Villabuena: San Justo (6 de agosto)

 

CÓMO LLEGAR

-Desde Ponferrada. Hemos de tomar la LE-713 por la Avenida de Galicia, carretera que, tras atravesar Camponaraya y Magaz de Abajo nos dejará en Cacabelos, que dista 13 kms de Ponferrada. Para ver el recorrido pincha aquí.

-Desde Astorga/León. Desde León hemos de tomar la carretera de Astorga (AP-71 o N-120), hasta llegar a la ciudad de Astorga, donde cogeremos la A-6 en dirección Ponferrada/A Coruña, que nos llevará hasta Cacabelos, que dista 75 kms de Astorga y 125 kms de León. Para ver el itinerario desde Astorga pincha aquí. Para verlo desde León aquí.

-Desde Salamanca/Zamora. Hemos de tomar la A-66 en dirección norte hasta llegar a Benavente, donde tomaremos la A-6 en dirección A Coruña, debiendo continuar por esta autovía hasta el desvío a Cacabelos, ubicado una vez pasada Ponferrada. Cacabelos dista 205 kms de Zamora y 265 kms de Salamanca. Para ver el itinerario desde Salamanca pincha aquí, para verlo desde Zamora aquí.